Nuevos casinos en línea y mejores bonificaciones
Lunes, 15 octubre 2018

Bonos

Últimos Bonos de Casino

Un casino en línea puede contar con ínfimas posibilidades de juego, maneras de apostar, otras promociones y, como añadido casi primario: sus bonos — esos elementos que tienen mera intención publicitaria, los cuales nos atrapan cada vez más.

Es de suponer que el mundo de los casinos sea todo un negocio que funciona a través de aditivos llamativos para toda la audiencia, sea o no experimentada. Es por ello que estas casas de apuestas cuentan con técnicas publicitarias que cautivan a cualquiera.

¡Así como lo dijimos en otro de nuestros artículos: no todo es azúcar, flores y muchos colores! Pues, sin importar qué tan numerosos y ostentosos sean los bonos, es menester que cada uno de nosotros aprenda a conocer el trasfondo y funcionamiento de los tan llamativos bonos de los casinos en línea.

Por esta última razón, y mucho más, decidimos hacer un artículo dedicado para ti: el cazador de apuestas, el que no está muy enganchado con este inmenso planeta de casinos y, cómo no, para todo aquél que esté considerando ingresar a los casinos.

Aquí explayaremos lo necesario en cuanto al porqué de los bonos de casino, cómo se desarrollan, de qué manera tomar ventaja de tales, entre otras cosas. ¡Toma tus fichas virtuales y vamos a darle una vuelta a todo esto!

 

¿Qué son los bonos en los casinos en línea?

Quizás no haga falta repetirlo en más de dos párrafos: o sí. Los bonos de los casinos en línea surgieron como un pequeño experimento de publicidad que data desde tiempos inmemorables. Tan inmemorables que, realmente, no podríamos remontarnos a una época en específico.

Entonces: sí. Los bonos son recompensas por apostar. De lo que sí estamos totalmente seguros es que, en el principio, funcionó: y aún, hoy en día, lo sigue haciendo. Tras la vasta cantidad de avances tecnológicos y digitales, los casinos en línea emergieron y, con ellos, todo este “bombardeo” de ideas para atraer a nuevas audiencias.

Después de haber probado distintas técnicas y estrategias, llegaron a lo que hoy en día es conocido como “bono” o “bonificación” (como prefieran llamarlos). Claro está, todo está adaptado a cómo se mueve el mundo a través del internet hoy en día.

Hemos llegado a un punto en el que, indiferentemente del casino en donde estemos, comprendemos y nos sentimos “encantados” por aquellas páginas en las que figuran los mejores bonos, con las mayores cantidades de dinero a obtener: pero aquí está el truco, y de lo que debemos desconfiar.

En virtud de dar un abreboca de todo lo demás que se viene con este artículo, planteamos informarte que en cada casino en línea existe una sección llamada Términos y Condiciones. ¡Nada nuevo, ¿no?! Pues, los Términos y Condiciones, encontradas para cualquier empresa que esté brindando un servicio, encontraremos todo lo referente a considerar antes de poder dar ese “siguiente paso” en cuanto a los bonos.

 

Los Términos y Condiciones

El sujeto a tratar contempla tanta seriedad que, sí, decidimos darle un apartado específico donde tratemos, quizás desde un punto de vista moral, cómo es que nos ayudan los Términos y Condiciones a desarrollar nuestra mente fría ante las increíbles y varias posibilidades de un casino en línea en específico.

Lo primero que hay que hacer es escoger un casino: ese lugar de apuestas donde, indiscretamente, haremos ciertas “inversiones” para tratar de obtener alguna recompensa a cambio, que sería el dinero de retorno en cuestión. Le damos clic en ese fabuloso botón de “registrar” y estaremos listos para comenzar con esta odisea de apuestas.

Pero, ¿ahora qué? Nos ofrecen bonos bastante altos que, en un principio, pensaríamos que son bromas: ciertamente no lo son. Luego de analizar bien los detalles de un casino, como lo es su seguridad, las licencias que posee, los softwares con los que trabaja y demás indicadores, podremos comprobar que no estamos ante una gran estafa.

Ahora bien, si leemos, en primer lugar, los Términos y Condiciones de cada uno de los casinos, sabremos a qué nos enfrentaremos en cuanto a que cierta empresa nos deje liberar nuestro dinero antes, que no tengamos tiempos de esperas más largos y, lo más importante, de qué manera se entregará ese dinero que nos están ofreciendo en retorno.

Queda mucho para conversar, y varios temas a tocar. Esperamos, al final de este artículo, darte todo lo necesario para que puedas reconocer por tu cuenta cuando una bonificación sea o no conveniente, pero es inverosímil que comprendamos los tipos de bonos de casino en primer lugar.

 

Tipos de bono de casino

No importa dónde nos encontremos, así como títulos, habrá variedad de otra clase de bonos que nos llamarán y atraerán como Cleopatra lo hacía con sus pobres súbditos. Lo bueno, mi querido amigo, es que en esta ocasión no saldrás petrificado, pero sí podrías terminar con la billetera bastante vacía.

Los bonos de casino pueden ser el resultado de una inscripción, una fecha de cumpleaños común, el aniversario de la casa de apuestas: todo lo que genere una atracción sumamente grande para el cliente, y que lo atrape dentro de la página web.

Te estarás preguntando: Bueno, redactor de Nuevos Casinos, ¿y qué sucede con los otros elementos que juegan con esto y que se encuentran en la misma página? ¡Por supuesto que están allí! Desde su manera de atención, lo fiable que demuestren ser y, entre otras cosas, su interfaz gráfica. Todas estas cosas están allí, nuevamente, bombardeándonos la psiquis para que juguemos, nos inscribamos, y probemos sus promociones.

Acompáñenme ahora a dar un pequeño repaso sobre los tipos de bonos de casino más comunes hasta la fecha; aquellos utilizados por la mayor parte de los casinos en línea, los cuales, si están dispuestos a seguir en este mundo, verán (o habrán visto) muy seguido:

  • Bonos de depósito: Ah, ¡cómo no! Los bonos de depósito funcionan como recompensas que obtendremos a partir de un depósito (sí, me disculpan la redundancia). Es uno de los más típicos dentro de los casinos en línea y creemos fielmente en que funcionan a la perfección.


La manera más rápida de reconocer esta clase de bonos es cuando se nos presentan tras nuestro “registro”. Por ejemplo, aquellos que dicen: “¡Con tu primer depósito gana hasta 200%!”. Automáticamente tendremos que activar nuestro ojo de águila para saber si nos conviene o no.

 

Pero, ¿cómo hacer esto último? Bien, existe una fórmula básica que afectaría a todas las operaciones que hagamos con respecto a esta bonificación: cuando el bono es de 100%, necesitaremos generar ganancias de hasta 32 veces más para poder retirar el dinero de esta clase de bonos — ¡Sin tomar en cuenta los límites interpuestos por la empresa en cuestión!

 

  • Bonos sin depósito: Perfectos para aquellos nuevos en el campo. Los bonos sin depósito, como su nombre bien lo explican, son ofertas que surgen de aquellas páginas en busca la atención de nuevos y potenciales “usuarios” (porque, recordemos, mientras más personas tengan en sus puertas gastando dinero, más estarán contentos con los ingresos que les generen nuestras pérdidas).

 

Los bonos sin depósito tienen la peculiaridad que no nos aseguran grandes ganancias a partir de ellos, pero siempre es una manera confiable de apostar dinero sin realmente tenerlo. Confiando en que la página nos otorgue “unas fichas de más”, podemos crear nuestra propia estrategia para ya sea sopesar otros gastos o ganar más con el dinero que insertaremos posteriormente.

 

  • Cashback: Conocido además como el reembolso por defecto. Algunos lo implementan en la forma en que, si has perdido dinero apostando demasiado, el mismo te “reintegrará” parte de esas ganancias para que sigas apostando.

 

  • Vueltas gratuitas: O como se le dice en inglés: spins. Las vueltas son una de las formas más utilizadas por los casinos en línea como método compensatorio: “¿Perdiste aquí? ¡Da una vuelta gratis con nosotros!” y pare usted de contar.

 

Algunos casinos dan esta posibilidad únicamente con crédito pre-pagado, pero, ¡no se preocupen! Es cuestión de estar conscientes de dónde nos estamos metiendo, ¿no?

 

  • Otras clases: Dependiendo de la casa de apuestas y de lo que quiera generar en la mente de las personas, es probable que nos encontremos con que existen esas clases de “bonificaciones sorpresa” o poco esperadas. Hicimos mención de ellas principalmente refiriéndonos a bonificaciones por aniversario, cumpleaños, etc.: realmente queda en las manos de cada uno de los casinos cómo llevarlos a cabo (y si llevarlos a cabo).

¿Cómo entonces aprovechar toda esta información para lograr sacarle partido a los bonos de los casinos en línea? Una de las principales formas, compañero, es pensar fría y estratégicamente en todo lo que hagas. Si aún no has desarrollado esa clase de pensamiento, te recomendamos comenzar a hacerlo.

 

Utilizar los bonos y no morir en el intento

No te mentiremos: no hay forma de tener “habilidad” con respecto a los bonos de los casinos, así como la podría tener alguien que juega póquer. Lo que sí hay son ciertas recomendaciones que nos evitarían malos ratos.

¿Qué se necesita para ser el rey de los bonos en línea? Parece algo bastante tonto, pero no lo es. No hay fórmula, pues son juegos al azar, pero iniciemos desde nuestra frase de ser “estratégicos y fríos” al momento de pensar.

Analicemos las cosas que están escritas en los Términos y Condiciones. Si un bono realmente funciona, cuáles son las maneras en que será acreditado una vez que completemos los requisitos para retiro (que, también, es menester conocer de cualquier manera) y qué tan periódicas son cada una de las recompensas.

Siempre y cuando un casino posea la reputación necesaria, será un lugar ameno para cada uno de nosotros, novatos o no. Lo importante, como ya ha sido mencionado infinidad de veces, es tener paciencia y para sentarnos a leer, sección por sección, cuáles son las garantías, exclusividades y beneficios.

Una vez que hayamos leído los Términos y Condiciones, y luego de verificar que un casino realmente cuenta con la fiabilidad que desde un principio tuvo que haber ostentado, estaremos listos para, al menos, comenzar con un buen registro y aprovechar de manera gustosa todos los bonos que nos ofrezcan.

Por muy breve que hayamos podido ser, creemos que harás un buen uso de la información que aquí se te presentó, y te deseamos el mejor de los éxitos. ¡Sal al mundo, pequeño apostador estrella! (Perdón con los veteranos, pero ustedes también son unas estrellas, y lo saben).

Compartir
etusivu uudet parhaat