Nuevos casinos en línea y mejores bonificaciones
Viernes, 14 diciembre 2018

Bonos de depósito

A medida que seguimos aprendiendo sobre el mundo de los casinos y sus distintas vertientes, todo empieza a cobrar sentido para nosotros: los sistemas que nos enganchan siguen presentes y, por supuesto, cada uno es participe de ellos. Es aquí donde entran los bonos de depósito.

Dentro del espectro de los bonos es importante, entonces, conocer cuáles son cada uno de ellos y, en esencia, saber perfectamente cómo es que sucede su funcionamiento. En este caso, y como otra estrategia “publicitaria” que genera atracción de la mano de las empresas tras las casas de apuestas, entramos en este tema.

Spinit
spinit
100% 200$
Leer reseñaJugar ahora!
Casino-X
casino-x
200% bonos + 20 FS
Leer reseñaJugar ahora!
888 casino
888casino
88$ bonos sin deposit
Leer reseñaJugar ahora!
Casino Cruise
casino cruise
100% bonos 200$
Leer reseñaJugar ahora!
Vegas Hero
vegas hero
1000$ bonos + 50 FS
Leer reseñaJugar ahora!

Cuando con los bonos sin depósitos veíamos mil y un maravillas que nos hacían preguntarnos si en realidad era posible, con estos tendremos la mitad de nuestro camino en las apuestas recorridos pues, sin mucho qué alargar, quizás sean los más importantes dentro de los casinos en línea.

Por ello, y sin más preámbulos, te invitamos a conocer sus características, tipos, y cómo y dónde podremos utilizarlos una vez que hayamos interiorizado y reflexionado sobre ellos.

 

¿Qué son los bonos de depósito?

Esencialmente, los bonos de depósito son, o resultan de un porcentaje de retorno otorgado por la página de apuestas (muy bien llamada casino en línea, como ya sabemos) una vez que hayamos realizado un depósito de dinero real dentro de su sistema.

Esto, tal cual, como cualquier otro bono, significa un incentivo latente para los nuevos usuarios y una manera estratégica de crear nuestros propios pasos de juego en caso de que seamos usuarios veteranos.

Así como especificamos anteriormente, el porcentaje de los bonos de depósito variará dependiendo de cuánta es la cantidad que estamos “depositando” dentro de las casas de apuesta. Aunque, si lo tomamos desde un punto de vista general, usualmente podremos alcanzar hasta un 100% mayor de reembolso.

 

Obteniendo un bono de depósito

Entendiendo que para obtener un bono de depósito necesitaremos ingresar dinero a nuestras cuentas, entonces es menester además saber que los porcentajes varían según los Términos y Condiciones de cada casino. Además, necesitamos saber que existe una cantidad máxima de dinero y de bono que podríamos recibir: de hecho, y hablando sobre cantidades mínimas, comúnmente la cantidad mínima a ingresar es de 10€ pero, sin embargo, esto puede cambiar dependiendo de la página en la que estemos apostando.

La manera más práctica de entender el mecanismo de los bonos de depósito es, obviamente, comprender primero bajo qué reglas se rige la página en la que estemos apostando nuestro dinero, aunque sí es cierto que, mientras que podrían variar, todas comparten algo en común.

Una vez que logremos cumplir con los requisitos de un bono de depósito, ostentaremos formas crediticias completamente gratuitas que nos ayudarán a, bien sea mantenernos en el juego o a retirar con amplia facilidad las utilidades que hayamos obtenidos hasta ese momento.

 

Funcionamiento de los bonos de depósito

Puede que te estés preguntando qué hay por detrás de todo este tema de los bonos de depósito, y por supuesto que preveíamos tu incógnita, por lo que trataremos de ser lo más concisos y simples al momento de presentarte la información.

¿Ya tienes claro el concepto de bono de depósito? ¡Bien! Lo primero que deberás interiorizar a continuación es que, sin importar qué tanto varíen las especificaciones de los bonos de depósitos de página en página, hay algo que siempre comparten, haciéndolos ínfimamente similares.

Tomando como referencia ejemplos básicos, aquí tienes un método sencillo de apreciar el manejo de estas modalidades. Imagina que depositas una cantidad parecida a 250$ (o la moneda con la que estés trabajando en esa casa de apuestas) en tu cuenta; una vez que el pago sea procesado y que hayas cumplido con los requisitos de un bono de depósito, el casino automáticamente te asignará otros 250$ que convertirán tu saldo actual en 500$.

Obviamente, los porcentajes tienden a variar y, mientras algunas páginas son más bondadosas y dan hasta un 200% de retorno en bonos de depósitos, otras quizás no tengan la misma amabilidad y terminemos con una cifra muchísimo menor, pero que al fin y al cabo representa una buena manera de comenzar con un extra de dinero.

casino bonos

 

Tipos de bonos de depósito

Tal como cualquier otra recompensa o bonificación, los bonos de depósito se dividen además en tipos, algunos más fascinantes que otros. Hagamos una síntesis de los más comunes para que podamos llegar a apreciar todo el panorama referente a ellos:

 

Bonos de recarga

Este subtítulo, que tiene su propio apartado (o “sección”) en la página, resulta de realizar una recarga en una fecha dada por el casino. Casi siempre tendrá un porcentaje de retorno de entre el 20% y el 30% y, tal cual especificamos, depende del momento para el cual el casino en línea decida proponerlo. Estas “promociones” casi siempre se encuentran dentro de los requerimientos de la página en cuestión, por lo que es importante tener en cuenta el apartado de Términos y Condiciones de todos los casinos.

 

Primer depósito

La premisa de los bonos de depósito es que sucedan, justamente, con los depósitos, y esto es algo que va totalmente de la mano con lo que hemos hecho énfasis alrededor del texto. Sí, con tu primer depósito activarás (nuevamente, dependiendo del casino en el que estés) esta clase de bono que te otorgará un porcentaje de retorno o ganancias para que puedas utilizarlo en tus juegos.

Siendo uno de los más derrochadores, tu primer bono de depósito debería ser uno que realmente cuides y, no importa qué tan principiante seas: recuerda tener en claro todo lo que el casino te pide para que no gastes y malgastes tu primera oportunidad de crecer en la casa de apuestas que estés.

 

Depósitos secundarios o terciarios

Dos, cuatro, y hasta más de cinco bonos de depósitos podríamos obtener, tomando en cuenta el lugar en dónde estemos jugando y si seguimos cumpliendo con los requisitos de bonos de depósitos.

Saber que a medida que estos sigan avanzando y lleguemos a nuestros límites de bono de depósito, también veremos que cada uno de ellos disminuirá su porcentaje de retorno hasta inclusive un 50%: esto es totalmente normal y, como parte del juego, cuando un jugador se vuelve más veterano menos tendría que depender de las regalías de un casino, enfocándose mejor en una estrategia y forma de juego que no solo lo haga sobresalir, sino que además le llenen de ingresos.

 

Requerimientos para retirar fondos de bonos de depósitos

No esperarías que lo gratis fuese fácil de retirar: si hay algo que es cierto es que, no importa si es una casa de apuestas o cualquier sitio web en donde exista un flujo movido de dinero, siempre habrán trabas al momento de retirar nuestros fondos, y esto no cambia para los bonos de depósitos.

Es probable que hayamos utilizado la palabra “depende” en numerosas ocasiones hasta ahora, pero esta no debería ser distinta, pues justamente los requerimientos de retiro varían según el casino, pero, eso sí, casi ninguno tiene formas fáciles de hacerlo.

Como primer objetivo, creo que debemos tener en mente que debemos jugar con el dinero de los bonos de depósito, ya que no tiene sentido 1. mantenerlos allí en nuestra cuenta una vez realizados, pues de por sí no hay forma de retirarlo (si pensabas hacerte el gracioso y sacarlos sin más) y 2. permanecer en un casino sin querer apostar.

 

Requisitos de obtención

Los requisitos de liberación, también llamados de apuesta, van de la mano con un monto máximo asignado por el casino en línea donde nos dicen: “Una vez que llegues a este punto y cumplas con estos requisitos, podrás retirar y ver tu dinero real”.

Por ejemplo, teniendo un bono de unos 50$ y con las obligaciones de apuesta en 20, tendrías apostar una cantidad total de 1000$ antes de poder siquiera considerar en sacar (o tener permitido) algo de ese dinero y, si lo que vamos son a las vueltas (spin, por su término en inglés) del tragamonedas, esto indica que tendríamos que darle unas 20 veces antes de, nuevamente, pensar en hacer algo.

 

Ventajas de los bonos de depósito

Así, podemos ver que existen varias formas en las que un bono de depósito podría o no ser favorable, como lo son:

  • Contando la cantidad del bono: Refiriéndonos a cuáles son los porcentajes indicados por el casino (ej. Si vas a apostar 50$, tal como ya mencionamos, y el bono está en 100%, eso indica a que debes contar con apuestas que sean 20 veces mayor a la cantidad inicial de dinero apostada, o sea, unos 500$ en dinero real).
  • Cantidad del bono + Tu dinero real: En este caso, y para liberar tu dinero, tendrías que equiparar tus apuestas con tanto los 50$ que te fueron otorgados con los otros 50$ que, por obvias razones, tú mismo depositaste en la cuenta; esto daría un igual a 2500$ a ganar antes retirar tu dinero.

No obstante, hay otra clase de requerimientos necesarios a tomar en cuenta cuando tratamos con bonos de depósito, como lo son los límites de tiempo establecidos por el casino para completar cierto tipo de bono, la cantidad de depósito que se convertirá realmente en crédito jugable y nuestros límites de apuestas: recuerda que, a pesar de que el servicio ofrecido es totalmente gratuito, la casa de apuestas está allí para ganar dinero, no para perderlo.

Con esto último, te invitamos a tener una mentalidad estratégica y de jugador, en vez de pensar que, por apostar tu dinero, quizás, podrías llegar a volverte multimillonario de la noche a la mañana. Piensa que, sin importar qué, estás allí y el casino en línea tiene todas las de ganar pero que, si lo logras, es posible que te termines tu sesión con una sonrisa de mejilla a mejilla.

 

Riesgos de los bonos de depósito

Todo lo gratis puede salir caro, y este caso no es adverso. Es importante saber que, fuera de todos nuestros deseos por obtener mucho dinero, debemos considerar los peligros que conlleva apostar con bonos de depósito antes de inmiscuirnos dentro de esta particularidad de los casinos en línea.

Claro que, antes de que puedas preocuparte, deberías haber revisado primero los Términos y Condiciones de la página en la que estás apostando dinero: así te asegurarás de que nada te tome por sorpresa y de que ese dinero no te sea arrebatado de las manos (o de tu cuenta electrónica, vamos) una vez que cometas una jugada de principiante.

Algunos casinos difieren de otros en el aspecto de requisitos, formas de retiro, e inclusive de la manera en las que toman y brindan posibilidades de apuestas. Síganme entonces mientras creamos una corta versión para que analices con nosotros los pros y los contras de los bonos de depósito.

 

Ventajas de los bonos de depósito

¿Qué es lo mejor de los bonos de depósito? ¡Hey, hey, sin adelantarnos! Puede que ya hayas considerado que, mientras sea gratis, mejor: y es un punto totalmente válido. La mejor ventaja que podríamos destacar es que los bonos de depósito son gratuitos, es decir, tendremos dinero adicionalmente gratis para poder jugar dentro del casino.

Otro de los puntos es que es una forma sencilla de iniciarnos y de arriesgar esos primeros dólares que tanto nos costaron en obtener. Sin embargo, y sin ánimos de recordarte para qué está diseñado el mundo de las apuestas (sí, para que pierdas), queremos que dejes toda tu avaricia a un lado y reflexiones sobre esto antes de dar el gran salto.

 

Desventajas de los bonos de depósito

Siempre puede haber contras de todo lo que nos guste, y no estamos hablando necesariamente de algo que tenga que ver con la ludopatía, sino más bien del arte y funcionamiento del universo de los casinos.

Una de las desventajas más grandes de los bonos de depósito es que siempre estaremos obligados a hacer o cumplir todo lo que se requiera por parte de las empresas tras los casinos en línea significando que, en caso de que no nos encontremos totalmente empapados con los términos de una página, podríamos salir gravemente decepcionados y desbancados.

Con esto último quería referirme a que, quizás, aunque hayamos conseguido ganar una gran cantidad y estemos increíblemente contentos con nuestro rendimiento dentro de una página, podríamos llevarnos un trago bastante amargo al momento de retirar los fondos, justamente por algunas reglas que, en ocasiones, podrían parecernos absurdas.

 

En conclusión

Apostar con bonos de depósito siempre estará vinculado con lo que el casino pida inicialmente y, en ocasiones, contaremos con mejores o pésimas probabilidades de poder obtener algo a cambio: lo importante en este caso es reconocer que cada sistema, cada software y cada juego está diseñado para que los casinos en línea no pidan un centavo y que, a pesar de todo, existen personas que abusan de los bonos, obteniendo ganancias a cuestas de no jugar.

¿Listo para reclamar tu primer bono de depósito? Recuerda mantener tu mente como un estratega y desarrollarte de la manera más limpia en los juegos tras haber revisado esta publicación y luego de leer todo lo que se te requiere dentro de la página en la que estás por apostar.

 

etusivu uudet parhaat