Nuevos casinos en línea y mejores bonificaciones
Viernes, 14 diciembre 2018

Bonos de reembolso

Inmiscuirnos en el universo de los casinos, y en sus bonos de reembolso, parece tarea difícil, a no ser que cuentes con las guías adecuadas y el ímpetu de un jugador novato que cree estar en todas sus capacidades de lograr su cometido. Es decir, alguien que se haya instruido previamente para lograr esas peligrosas apuestas.

El espectro de las bonificaciones de apuestas es muy amplio y, a pesar de que gran parte de él requiere de un esfuerzo por descubrir, planear y estar al tanto de las acciones de una casa de apuestas, la otra mitad nos obliga a informarnos sobre todo lo referente al funcionamiento de los casinos.

Así, esta oportunidad queremos presentarte una pequeña guía sobre bonos de reembolso. Seguramente hayas observando alguno de esos vagando por las páginas web de los casinos en línea pero que, por alguna razón u otra no te has atrevido a utilizar hasta los momentos.

Sí, todo el tema pude ser un poco capcioso, pero volvemos a nuestra premisa. Con un poco de dedicación y bastante tiempo frente al computador te volverás un experto en reconocer qué es lo mejor para ti, cómo sacarle provecho a un casino, y, quizás lo más importante, de qué manera no perder (o no perder tanto) al apostar con tu dinero real.

Por ello y más, te presentamos un artículo planteado de forma informativa para que conozcas más a fondo todo lo referente a los bonos de reembolso y puedas, junto a nuestras otras guías, seguir instruyéndote como un apostador estrella.

 

¿Qué son los bonos de reembolso?

Antes de sumergirnos en toda la materia, debemos conocer qué es lo que estamos tratando. En este caso, conversaremos, como ya lo habrás deducido, de los bonos de reembolso.

También llamados “cashback”, por sus siglas en inglés, los bonos de reembolso son el tipo de bonificación más popular, ya que los mismos plantean un porcentaje de recarga por la cantidad total de pérdidas de cierto jugador. Esto último ocurre, claro está, dentro de un período de tiempo que, en término generales, y como en muchos otros casos, determina el casino.

En la web encontrarás una amplia variedad de bonos de reembolso, y todos funcionarán de la misma manera: devolviéndote parte del dinero que has apostado (y, necesariamente, perdido) dentro de un casino.

El porcentaje de retorno que mencionamos puede variar dependiendo de la casa de apuestas, pero oscila entre un 5% y un 25%. Esto dependerá, una vez más, de cuáles sean los Términos y Condiciones del lugar en el que nos encontremos “gastando” nuestro dinero.

Así mismo, la manera en cómo será reintegrado ese dinero variará según las mismas condiciones previamente definidas. Lo último quiere decir que, mientras algunos casinos puedan devolverte tu dinero con, valga la redundancia, más dinero real, también pueden decidir hacerlo con puntos propios de su plataforma.

Una vez que hayas asimilado la información que aquí te presentamos, es momento de pasar a conocer un poco más del sistema de funcionamiento que se ubica tras los bonos de reembolso.

 

¿Cómo funcionan los bonos de reembolso?

Bien hemos hecho referencia a esto varias veces: sus maneras de moverse están estrictamente ligados a cómo desea un casino que lo hagan y, además, cómo te entregarán el dinero. Esto, sin embargo, posee algunas “letras pequeñas”, de suma importancia al momento de tratar de comprenderlos.

En ocasiones podría suceder que un casino que ofrece bonos de reembolso lo haga para que alguno de sus juegos recobre esa “participación” que necesitan, por lo que estaría enfocado en cierta categoría. No obstante, a menudo estos bonos de reembolso fungen como parte de un sistema de cashback o retorno de ganancias que aplica durante un período de tiempo: diario, quincenal, mensual, y pare usted de contar.

Antes de seguir con algunos ejemplos del método de los bonos de reembolso, queríamos que estuvieran también al tanto que, muy probablemente, estas “bonificaciones” cuenten también con una cantidad límite a recibir. Y es que, ¿cómo no? ¡Un casino nunca quiere perder su dinero, al igual que nosotros!

He aquí algunos ejemplos breves sobre cómo debe, y funciona, un bono de reembolso:

 

Primer tipo de oferta:

Se nos ofrece un 10% de reembolso diario si jugamos en un tragamonedas durante las fechas propuestas por la administración de casino. Por lo que, en caso de que apostemos 100 de nuestra moneda y perdamos la totalidad de este, obtendremos un 10% de esto, que, en todo caso, serían 10 puntos monedas reales que se nos acreditarán en nuestra cuenta.

 

Segundo tipo de oferta:

Ingresamos en una promoción del 30% de reembolso, con un máximo de 20 puntos o monedas. Apostamos con 400 de nuestros puntos o monedas y resulta que salimos victoriosos de nuestro día, ostentando un 0% de pérdidas totales en nuestras ganancias. Por esa razón no contaremos con la posibilidad de recibir esta “reintegración” (pero sí estaremos bastante felices de haber ganado tal cantidad, ¿no?)

Como podrán observar, los bonos de reembolso son cosa sencilla, pero la idea de aceptar tales ofertas recae en no dejarse llevar por el calor del momento. Y, como ya hemos mencionado en artículos anteriores, tener siempre la cabeza fría en caso de que una bonificación se vea “muy bien”: porque a las malas ya sabemos reconocerlas, sobre todo cuando no las disfrazan demasiado.

 

¿Cómo obtengo un bono de reembolso?

El mundo de los bonos de reembolso podría remontarse única y exclusivamente a aquellos jugadores que 1. sean veteranos o 2. hayan pagado alguna clase de membresía en el casino y cuenten con otra clase de “beneficios”, como bien podría ser este. Sin embargo, no sucede a menudo que una casa de apuestas tenga como mercado objetivo “aquellos que pagan” y, usualmente, estos bonos son ofrecidos a vox populi.

No pienses que por obtener esa subscripción que tanto has deseado quizás te vayas a ver menos privilegiado: todo lo contrario. De hecho, contar con algún servicio VIP no solo te posiciona muy por encima de los demás en cuanto a ventajas, sino que, es bastante seguro que puedas disfrutar más de estos bonos de reembolso mucho más que los demás.

 

El por qué de los bonos de reembolso

Ahora bien, ¿por qué los bonos de reembolso son para todos y no trabajan de manera más selectiva? Creo que nos hemos tomado tiempo de explicar no sólo el método y trasfondo de los casinos en otras entradas, sino también el porqué de sus acciones, pero no nos cansamos. Un casino necesita generar participación, que esos miembros inviertan su dinero y continúen haciéndolo para que el mismo sea rentable, ergo, requieren de incentivos.

Tal cual como existen los bonos de recarga, bonos de depósito o sin depósito, también los bonos de reembolso entran en esta “categoría” de atractivos básicos por los cuales un sitio de apuestas se encarga de “enganchar” a sus potenciales clientes. Aquellos decidirán poner en juego cantidades de dinero desde las más bajas hasta las más altas.

Sin necesidad de extendernos más, es importante conocer que, así como pueden ser gratuitos para todos, también existen algunos casinos en específico donde se presentan “programas de membresías de reembolso”. El lugar predilecto por si ya le has encontrado interés a esta clase de bonificaciones.

 

Reclamando un bono de reembolso

Obtener un bono de reembolso es tan fácil como verlo y utilizarlo, pero se debe de poseer una constante maleza para ser capaz de determinar si de verdad tal bonificación puede o no ser rentable.

Ya sea diario, quincenal, mensual, o de la forma en que los quieras poner, los bonos de reembolso no son un regalo, sino un atractivo de la página. Es por ello que hacemos hincapié y, de hecho, en ocasiones nos ponemos repetitivos, sobre la necesidad urgente de que no quedar como unos novatos al “tomar cualquier regalía que se nos ponga de frente”.

¿En algún momento de este artículo te preguntaste qué requerimientos podría pedir esta clase de bonos? Si eres un novato: probablemente no y, en caso de que ya hayas echado raíces (y gastado mucho dinero) como un lobo veterano, realmente no estarás sorprendido. Echemos un vistazo a las cosas, como requerimientos, que deberíamos tener en mente al momento de apostar:

 

Requerimientos de apuesta con los bonos de reembolso

Con tal título capcioso, y tras crear un amplio preámbulo de incertidumbre, te decimos: lo que más atractivo hace a los bonos de reembolso es que no piden ninguna clase de requerimiento mayor a que simplemente lo actives.

Esto nos da más ventajas como usuarios pues, básicamente, no necesitamos ningún porcentaje de antigüedad, ganancias, e inclusive pérdidas en específico, para poder optar por un bono de reembolso. ¡Genial! ¿No?

Claro está: todo sigue de la mano de los casinos; si una casa de apuestas decide crear una serie de requerimientos obligatorios, depende totalmente de ellos, pero, en general, no es común que suceda de esta manera. En algunos casos podríamos tener que apostar el porcentaje de reembolso al menos una vez, y en otros hasta diez.

 

Seleccionar y reflexionar sobre los bonos de reembolso

Muy bien, estás animado por ir y reclamar tu primer bono de reembolso, pero no dejes que tal sentimiento y emoción opaquen la realidad de los casinos: estamos propensos a perder nuestro dinero, pero es divertido.

Primero lo primero: revisa de arriba abajo los Términos y Condiciones de un casino, haciendo énfasis, si lo deseas, en estos bonos (en caso de que seas por los que irás en un principio). Tras esto, habrás hecho al menos la mitad de trabajo y conocimiento.

Leer las especificaciones nos ayudará a saber, por ejemplo, si el tiempo de expiración del bono de reembolso ya acabó o está pronto a suceder, evitando así imprevistos no deseados que, en vez de una carcajada, nos saquen una que otra palabra peyorativa en contra del monitor (¡él no tiene la culpa!).

En segundo lugar, asegúrate de si un bono de reembolso posee de requisitos de apuesta y, en caso de que sí los tenga, revisa si los cumples: de otra manera, estarás malgastando tu tiempo pues no podrás reclamarlo al final del día. De esta manera te mantendrás atento para otros bonos del mismo tipo, en caso de que vuelvan a saltar en tu travesía de apuestas.

 

Nuestras conclusiones

Por último, recuerda siempre copiar tu código del bono, en caso de que te hayan otorgado alguno, pues es tu único boleto para reclamarlo o recuperarlo desde un principio: si lo pierdes, olvídate de que en algún momento te habrán dado esa oferta y espera a que la siguiente sea tan buena (pero eres un tipo con suerte, así que es probable que te vuelva a llegar).

Cabeza en alto, pero fría. El dinero vuelve loco a las emociones de las personas, pero no caigas en el mismo ciclo repetitivo, pues este podría llevarte a perder más dinero del que quisieras, en algún momento, ganar. Saca tus propias conclusiones y sigue instruyéndote para ser el mejor en el ámbito (o, bueno, al menos para que no pierdas tanto dinero).

etusivu uudet parhaat